d

The Point Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.
Eurovisión

¡Eurovisión 2021 está de vuelta!

El Festival de la Canción de Eurovisión tuvo que ser cancelado por primera vez el año pasado, debido al avance de la pandemia mundial de covid-19. Este 2021, tras dos años de espera, el concurso musical más seguido del mundo vuelve con más fuerza que nunca.

Todavía resulta difícil de creer que en 2020 no se pudo celebrar el concurso musical más seguido en todo el planeta. La expansión de la epidemia mundial de covid-19 obligó a la EBU, organismo encargado de organizar Eurovisión, a cancelar definitivamente el evento previsto para mayo de 2020. No solo eso, sino que, por primera vez en su historia, el festival tuvo que interrumpir su emisión tras 65 años de emisión ininterrumpida, siendo uno de los programas de televisión más longevos de la historia.

Pero este año podemos asegurar que el Festival de la Canción de Eurovisión finalmente tendrá lugar el sábado 22 de mayo, tras la celebración de sus dos semifinales el 18 y 20 del mismo mes.

La cancelación de 2020 tuvo lugar un mes y medio antes del evento, dejando una incertidumbre sobre el futuro de Eurovisión. Al confirmarse que en 2021 el concurso tendría lugar, guardando los eslogan, escenario e identidad visual de 2020, la gran mayoría de países dieron la oportunidad a los concursantes seleccionados el año pasado de ser elegidos directamente para volver a la competición en la que nunca pudieron participar.

La victoria que permitió a Países Bajos organizar el festival y establecer la sede en su país fue a manos de Duncan Laurence quien, en 2019, se alzaría con el codiciado premio en Tel Aviv con su balada “Arcade”, todo un hit mundial. Dos años después, el país flamenco abre sus puertas a la diversidad musical de toda Europa.

Eurovisión

La organización

Tras un largo de diseño de protocolo acorde a la situación sanitaria actual, la EBU (encargada de la organización y emisión de Eurovisión) barajó la posibilidad de organizar el festival desde 4 escenarios posibles, que variaba entre una celebración convencional del mismo (completamente descartada desde un principio) hasta una posible emisión del concurso en estado de cuarentena, siendo los representantes grabados desde sus países de origen.

Finalmente, la organización ha permitido que todas las delegaciones viajen a Róterdam, donde se celebrará Eurovisión este año, a excepción de Australia. Tanto la representante del país, Montaigne, como toda la delegación australiana trabajaron en la defensa de la propuesta de forma telemática. Ni la EBU ni las delegaciones australianas han esclarecido los motivos por lo que no pudieron viajar a Países Bajos y por qué utilizaron una grabación desde Australia para mantener la participación del país en la competición.

Por otro lado, un miembro de la banda Gagnamagnid (representantes de Islandia) dio positivo en su test PCR rutinario a una semana de la gran final. El resto del grupo, con resultados negativos, decidieron no actuar sin su compañero. Es por esto que, tanto en su semifinal como en la gran final de este sábado, la organización de Eurovisión emitirá el segundo ensayo de Islandia, en lugar de actuar en directo.

Eurovisión

Algo similar ocurre con el ganador de la última edición, en 2019. Duncan Laurence, intérprete del hit internacional “Arcade”, no podrá actuar el sábado tras haber dado positivo en su prueba rutinaria PCR. Este año no se cumplirá la tradición en la que el predecesor otorga el mítico micrófono de cristal al nuevo ganador de Eurovisión.

A pesar de este pequeño contratiempo para Australia (que no pudo clasificarse para la final) y la ausencia en directo de Islandia y Duncan, la celebración de Eurovisión sigue en marcha. Los estrictos protocolos sanitarios y la realización constante de pruebas están permitiendo que los ensayos se realicen de forma natural y que pueda existir un público en directo, garantizando la salud de todo el equipo trabajando en la celebración del concurso.

Los favoritos

Las apuestas apuntan a que el micrófono de cristal irá este año a Italia. Måneskin, con su canción “ZITTI E BUONI” (“Callados y buenos”) es la que se posiciona de momento como favorita absoluta. Se trata de un tema rock clásico que no suele ser muy frecuente en el formato de Eurovisión, pero cuya fuerza y melodía han conquistado a los fans.

Tras su victoria en el longevo Festival de San Remo (que funciona como preselección italiana), el grupo parece que cuenta con todas las de ganar este sábado en Róterdam.

Otra propuesta favorita a ganar el próximo 22 de mayo es bastante conocida en España, gracias a la promoción que tuvo en nuestro país a través de diversos programas de televisión. Se trata de Francia. Barbara Pravi, con su balada “Voilá” ha conquistado los corazones de público y jurado. De momento, todo apunta a que los votantes le darán una muy buena posición a nuestro país vecino. Sin embargo, en Eurovisión nada está asegurado hasta el último momento.

Y es que las baladas en francés son el titán fuerte de esta edición. Suiza se posiciona como la última gran opción favorita, después de Francia. “Tout l’univers” (“Todo el universo”) es la propuesta que defenderá Gjon’s Tears el sábado. La balada no solo cuenta con un gran apoyo internacional, sino que se ha ganado un hueco en los corazones de gran parte del público español. Esto se debe a que su tema ha sido utilizado para poner banda sonora a uno de los documentales televisivos de mayor audiencia en los últimos años en nuestro país.

Blas Cantó y su propuesta

Hablando de España, este año nuestro representante también repite (como la gran mayoría de intérpretes de esta edición). Blas Cantó defenderá la balada “Voy a quedarme” en el escenario de Róterdam, una canción dedicada a su abuela quien, desgraciadamente, falleció el pasado año a causa de la pandemia. Al ser miembros del polémico y muchas veces criticado Big Five, España pasa directamente a la final de Eurovisión cada año, al ser uno de los países que más contribuye a nivel económico en la EBU, junto a Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. Países Bajos, al ser el anfitrión, también tiene asegurado desde hace dos años su puesto en la final.

La celebración de Eurovisión tras un año de parón en el mundo supone una paulatina vuelta a lo que considerábamos la normalidad. Aunque los límites de aforo en el enorme escenario de Róterdam no nos darán las míticas imágenes de enormes mareas de banderas de toda Europa, lo cierto es que el programa musical más visto del mundo conseguirá animarnos en un momento en el que todos necesitamos evadirnos y disfrutar de la música.

¿Qué país conseguirá hacerse con el preciado micrófono de cristal? Puedes seguir la final del festival a través del canal de YouTube de Eurovisión.

¿Quieres conocer todas las novedades en el panorama musical? Visita nuestra página web para no perderte nada. 

"Escritura y aprendizaje como constantes en mi vida"