d

The Point Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.
flow

Flow: un nuevo tratamiento contra la depresión

Mediante la combinación de un dispositivo de estimulación cerebral y terapia a través de su propia app, Flow asegura ayudar en la mejora del paciente contra la depresión.

Las enfermedades mentales han sido siempre una realidad que no queríamos ver. En el último año, tras un gran periodo de confinamiento debido a la pandemia de la COVID-19 y el miedo a contraer la enfermedad, los problemas de salud mental se han incrementado. Son muchas las personas que han padecido o padecen depresión. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de afectados por esta enfermedad supera los 300 millones.

Para poder superar un trastorno depresivo, la terapia cognitivo-conductual se entiende como la base por donde empezar. Sin embargo, son muchos (y muy diversos) los tratamientos que podemos encontrar para ayudar a superar la enfermedad o calmar los diversos síntomas que puede tener en cada paciente.

Flow es un tratamiento sin medicación que trabaja el trastorno depresivo mediante el uso de un dispositivo de estimulación cerebral (o tDCS, estimulación transcraneal por corriente directa). Se trata del primer tratamiento de este tipo aprobado en Europa, y puede ser comprado y utilizado en casa. Pero, ¿cómo funciona esta futurista forma de tratar el trastorno depresivo?

Los pacientes diagnosticados con depresión suelen tener una baja actividad en el lóbulo frontal izquierdo, encargada de tareas importantes relacionadas con el lenguaje y habilidades cognitivas. El objetivo del dispositivo que proporciona Flow es ayudar a recuperar la actividad de esta región cerebral mediante la estimulación transcraneal por corriente directa. Además, mediante la app del dispositivo (disponible y gratuita en iOS), el paciente puede tener un seguimiento de su progreso junto a un terapeuta virtual, encargado de facilitar vídeos y consejos sobre cómo superar los diversos síntomas de esta enfermedad mental.

En cuanto a su efectividad, dos estudios aleatorios sobre la eficacia de este tipo de tratamiento demostraron que entre el 23-24% de los pacientes con depresión que siguieron esta metodología consiguieron superar su enfermedad, mientras que el porcentaje de personas que notaron cómo sus síntomas desaparecieron a las 10 semanas se encontraba en torno al 40%. Estos porcentajes, junto con la estricta regulación y proceso de creación de su producto, hacen que Flow venda con orgullo su remedio sin medicación contra la depresión.

Por otro lado, la empresa con sede en Malmö, Suecia, no ha reportado que el uso de dispositivos tDCS haya tenido efectos secundarios severos o irreversibles en las personas que ya han utilizado los dispositivos, incluyendo un amplio grupo de estudio donde también se estudió su impacto en personas con condiciones de vulnerabilidad. Flow facilita sus estudios clínicos en su propia página web.

Sin embargo, la propia empresa recomienda que su dispositivo sea únicamente utilizado por pacientes con depresión mayores de edad, evitando ser utilizado a su vez por mujeres embarazadas o con sospechas de estarlo. Tras la aprobación de su uso por parte de un profesional de salud a la disponibilidad del paciente, la persona que utilice Flow no debe detener su tratamiento cognitivo-conductual al usar el dispositivo, y consultar siempre con su psicólogo, psiquiatra o terapeuta (siendo este siempre un especialista en la materia) cualquier cambio en su tratamiento o medicación.

Teniendo en cuenta estas contraindicaciones a la hora de adquirir el producto, el dispositivo puede ser comprado en este enlace. La app con ayuda de un terapeuta virtual es gratuita para iOS, y puede ser descargada aquí.

Si te interesa todo lo relacionado con la salud, visita nuestra web.

"Escritura y aprendizaje como constantes en mi vida"