d

The Point Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Los drones pueden salvarle la vida a los esquiadores

El equipo de rescate de la Val Thorens, en los Alpes franceses, nos explica como los drones les han facilitado el trabajo a la hora salvar la vida de esquiadores atrapados en avalanchas y en las tareas diarias que tienen que cumplir.

Val Thorens forma parte de la zona de esquí de 3 Vallées en el corazón de los Alpes franceses. Con 600 km de pistas de esquí, esta extensión de senderos sinuosos y pistas polvorientas hace de Val Thorens el establecimiento más alto de Europa dentro de la zona de esquí más grande del mundo, un destino que ha sido nombrado “Mejor establecimiento de esquí del mundo” siete veces en los últimos ocho años.

Val Thorens es orgullosa de su reputación como una de las estaciones de esquí más innovadoras del mundo donde la adopción de soluciones de alta tecnología para mejorar la experiencia de esquí es una prioridad.

drones
Val Thorens

Olivier Gardet, director técnico de la Patrulla de Esquí, y Benjamin Blanc, general de la Patrulla de Esquí son dos visionarios que por primeros investigaron la posibilidad de desplegar tecnología de drones para elevar las operaciones del equipo de rescate en los alpes franceses.

Las primeras operaciones de rescate con drones tuvieron lugar en el invierno de 2018-2019. Después de las primeras pruebas, la gran mayoría de los equipos volvieron con un feedback muy positivo. Los drones no sólo les hacían ahorrar tiempo, sino que reforzaban el nivel de seguridad en las pistas. Oliver y Benjamin tenían muy claro que los drones se iban a convertir en un objeto fundamental para su trabajo diario, así que antes de la llegada de la siguiente temporada, fundaron la sección dedicada a las operaciones con drones.

¿Para qué sirven los drones en las pistas de esquí?

Las estaciones de esquí están equipadas con equipos caros que están expuestos habitualmente a condiciones meteorológicas extremas. Algunas de estas infraestructuras incluyen remontes, cables, estructuras de comunicación, equipos de seguridad, y más. Tradicionalmente, la integridad estructural del equipo es confirmada por el despliegue físico de los miembros de la Patrulla de Esquí para llevar a cabo la inspección manual. Ahora, en Val Thorens, gracias a su equipo de drones, el personal sólo se envían cuando se necesita una reparación.

Los drones, similares a helicópteros, dan importantes perspectivas aéreas para ayudar a los grupos de búsqueda a buscar esquiadores perdidos. Pueden guiar al equipo de tierra, ver más allá de algunos obstáculos. Ambas cámaras son muy útiles, especialmente las imágenes térmicas de la XT2, capaz de mostrar la forma térmica de la gente a través de árboles del bosque, niebla, o por la noche.

Como afirma Olivier Gardet: “También tenemos un sistema de transmisión vocal en el dron para comunicar mensajes a las víctimas después de que los localizamos. El dron puede acercarse a ellos para emitir esos mensajes. El dron se convierte en su principal punto de contacto, para luchar contra el aislamiento y mantener su espíritu arriba. Aunque no pueden responder a esos mensajes, saben que estamos yendo a por ellos.”

En 2020, hubo 15 avalanchas en Val Thorens. Tradicionalmente, la Patrulla de Esquí tendría que enviar un equipo para explorar la zona de avalanchas y buscar signos de víctimas. Este es un
trabajo especialmente peligroso debido a la dureza del terreno y el riesgo de una avalancha secundaria. Gracias a la inteligencia aérea proporcionada por la Célula Drone, la Patrulla de Esquí sólo tuvo que enviar un equipo para buscar víctimas cuatro veces. Eso significa que para 11 de las avalanchas en 2020, la Célula Drone pudo determinar remotamente que el despliegue no era necesario.

El futuro de los drones en los establecimientos de esquí

Todavía hay muchas oportunidades para la innovación y el crecimiento cuando se trata de drones en las estaciones de esquí. Por ejemplo, las imágenes térmicas de drones por sí solas a veces pueden ayudar a detectar personas que están enterradas en la nieve profunda.

Olivier recomienda que los operadores de otras estaciones de esquí empiecen a aprender a volar en las montañas, porque los drones deben ser considerados como algo fundamental y herramienta del futuro.

Si quieres leer más noticias como esta, visita nuestra sección I SKY and SNOW I

“Descubrir cada día algo nuevo es la razón por la cual escribo”