d

The Point Newsletter

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error.

Follow Point

Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Sídney: ciudad, playas y atracciones

Nos dicen Australia, y lo primero que nos viene a la cabeza es Sídney. Y eso que ni siquiera es la capital de la tierra de los canguros.

Así es, aunque la capital de Australia sea Canberra, Sídney es el símbolo de la nación en el mundo: símbolo de una tierra, de un entero continente, que ha crecido a una velocidad espantosa, y que es el ejemplo de la integración y de la convivencia entre diferentes culturas. El edificio más icónico de la ciudad australiana es seguramente la Sydney Opera House. Es una pieza de arte expresionista moderna, realizada por el danés Jorn Utzon y fue inaugurada en 1973. Situado en la bahía de Sídney, es una de las atracciones más visitadas de Australia.

Sidney Oper House

Curiosidad: la crítica se ha quejado varias veces por la acústica de la estructura, la cual, al parecer, no satisface los estándares de la ópera. Desde 2007 forma parte del patrimonio UNESCO. La Sydney Tower es el edificio más alto de la ciudad: desde sus 309 metros de altura se puede apreciar una vista de toda la ciudad. En su interior no hay pisos ni oficinas, solo un centro comercial en la base. En la cima de la torre se encuentra un restaurante panorámico. Para subir a la torre, existen dos opciones: utilizar uno de los 3 ascensores o, para los amantes del cardio, los 1504 escalones.

Otro elemento que caracteriza esta ciudad son los parques: entre los más conocidos, se encuentra Hyde Park, un parque público, dentro del cual se sitúa el Barrack’s Museum. Todos los que visiten Sídney, tienen que visitar el jardín botánico más antiguo de Australia. Hyde Park está abierto toda la semana desde que se inauguró en 1878.

El Barrack’s Museum, protegido por la UNESCO es un reperto histórico. Es uno de los originales “Australian Convict Sites”, las estructuras que acogían los británicos llevados a Australia. Visitar este museo en una experiencia muy recomendada por todos los amantes de la historia.

La Catedral de St. Mary, patrona de Australia, es el emblema de la cristiandad australiana, realziada en estilo gótico y completada en 1928. La catedral fue el primer edificio de la cristiandad jamás construido en Sídney.

El puerto de Sídney es uno de los más bonitos del mundo. Eso se debe en parte a la presencia del increíble Harbour Bridge. El puente conecta el CBD (Central Business District) con la zona norte de la ciudad (North Shore). El puente pasa encima del río Parramatta y lleva dándole un toque mágico al puerto de Sídney desde 1932. Hoy en día sigue siendo un ejemplo de arquitectura y merece la pena visitarlo solo por su tamaño majestuoso.

SEA LIFE Sydney Aquarium es una gran atracción, dentro de la cual han sido replicados 5 hábitat marinos. Este acuario es uno de los más grandes del mundo. Abierto en 1988, acoge más de 10.000 ejemplares de 700 especies diferentes. El precio de la entrada es de €27,89 por persona. Si os gustan las playas, tenéis que visitar la playa más conocida de Sídney: Bondi Beach. Un kilómetro de arena y el océano, que ofrece a los surferos unas olas perfectas.

Como sugiere su nombre, el Parque Nacional Blue Mountains os hará enamorar de las sombras azules del horizonte. El parque tiene hectáreas llenas de vegetación, cataratas y formaciones rocosas naturales. Este parque ofrece a los visitadores la experiencia de vivir muy cerca de los animales que habitan el parque. Además, ofrece un montón de actividades: desde rutas en bicicletas, hasta escaladas escalofriantes.

Volviendo a Sídney, el barrio de Newtown es lo más alternativo disponible en la ciudad. Lo que más resalta en este barrio es la cantidad de graffiti y arte de calle que se puede encontrar en sus calles. Si tenéis hambre, podéis probar el primero Lentil as Anything, un restaurante vegano, en el que pagas lo que quieras por comer. La idea de este sitio nace del hecho de que no importa tu proveniencia, sino que lo más importante es estar juntos y disfrutar de la comida.

Sin duda Sídney es una de las ciudades más modernas del mundo. Además, siendo tan grande, seguramente tenga un montón de cosas que hacer y un turista nunca se va a aburrir.

Para obtener más información visita la web del turismo de Australia.

Si os encanta viajar, podéis leer nuestros artículos sobre viajes aquí.

“Descubrir cada día algo nuevo es la razón por la cual escribo”